Un imparcial Vista de turismo murcia

Siguiendo los pasos de la época árabe, de gran influencia en el flagrante trazado de la ciudad, se pueden visitar algunos tramos de la muralla defensiva que se levantaron para proteger Murcia de los ataques cristianos.

Está formado por la unión de dos edificios que conservan la estructura característica de las viviendas urbanas del siglo XIX y enclavado en una de las plazas de veterano tradición de Murcia.

Cuenta con un interesante programa expositivo en su veterano parte, relacionado con el arte contemporáneo.

Catedral de Santa María: siglos XIV-XVIII. La catedral es una pieza clave del barroco castellano. Es el edificio monumental más importante de la ciudad y es un gran compendio de los tres principales estilos artísticos bajo los que fue construida: gótico, renacimiento y barroco.

Iglesia de Jesús: de planta octogonal, fue levantada alrededor de 1670 y concluida en los años finales del siglo XVII como iglesia propia de la Cofradía de Jesús. Es un verdadero teatro pensado para mostrar los misterios de la pasión.

Presidida por la iglesia de San Juan de Jehová, y enclavada en individuo de los barrios más populares de Murcia (antigua judería) la concurrida Plaza de San Juan y las aledañCampeón plaza Cristo del Rescate y calle Cánovas del Castillo, aglutinan un buen núsimple de terrazas y restaurantes que ofrecen una variada Cocina, desde la comida internacional y de mercado a la tradicional murciana a colchoneta de verduras, guisos, revueltos, pistos, asados, productos derivados del desaseado, arroces, etc.

Muralla de Verónicas: segmento meridional de la muralla que data de los siglos XI al XIII. Se conservan al meteorismo desenvuelto al alzado de dos torres de la muralla (una de ellas adosada al Centro de Arte Iglesia de Verónicas), el paso de ronda y la barbacana.

En el museo se conservan el salón con alcobas y el pórtico finalidad, todo ello ricamente decorado con yeserías policromas y arcos angrelados monumentales. Algunos restos de ese alcázar (los pertenecientes al cloruro sódicoón sur y a la crujía occidental) se han conservado y se pueden presentarse en el sótano y sala de exposiciones del Centro Cultural Las Claras, anexo al museo y a la iglesia de Santa Clara.

Iglesia de Agustinas Descalzas: el convento narra la historia de una comunidad establecida en 1616 por un Conjunto de monjas venidas de Almansa. La iglesia está dominada por un importante retablo, alzado hacia mediados del XVIII para alojar la imagen de Santo Agustín, el fundador de la orden, una monumental escultura de Salzillo.

La portada, acabada en 1755, ofrece una posibilidad soberbio en la disposición de sus elementos oblicuos y en el poder de su cornisa mediante la acoplamiento del diseño a un espacio haga clic en su mas reciente blog de tan difícil contemplación como el de la estrecha calle a la que se abre. 

Toda la iglesia es un armario para la escultura de Francisco Salzillo, repartida por el edificio. 

Además de contemplar los restos de las construcciones defensivas, el visitante se aproxima a la proceso urbana de Murcia desde su fundación por Abderramán II en el año 825.

En la portada, los bajorrelieves y figura central son obra de Jaime Bort, el mismo autor de la portada principal de la Catedral. Se alcahuetería de un emplazamiento muy visitado durante todo el año.

Santa Clara la Efectivo: Se construyó aprovechando parte de la estructura del Alcázar Seguir, palacio musulmán del siglo XII. De sus diversas fases constructivas destacan, del siglo XV, el claustro y parte de la iglesia góticos, Ganadorí como la iglesia barroca del siglo XVIII.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *